jueves, octubre 14, 2010

Sorpresas y decepciones

Lo mejor de mi vida son las sorpresas y lo peor son las decepciones.

En mi diccionario mental, sorpresas y decepciones son los momentos de la vida que no esperamos y llegan sin aviso. Las sorpresas son los buenos momentos como la visita inesperada de tus amigos cuando convaleces, toparte con un viejo conocido, descubrir detalles interesantes y emocionantes sobre algo o alguien; por otro lado, las decepciones son los malos momentos como la pérdida de un ser querido o descubrir que creíste en una mentira.

Tal vez es más fácil vivir una vida sin momentos inesperados, cómodo en la monotonía de los horarios y los planes bien ejecutados; pero son las cosas menos esperadas las que traen a nuestra vida los momentos que más vamos a recordar: las sorpresas porque son momentos de emoción que dejan una huella y las decepciones porque nos enseñan una valiosa lección.

Lo que dices o prometes genera la expectativa que hace que los hechos se vuelvan sorpresas o decepciones. Puedes decir que ya te sabes todas las respuestas desde la secundaria, que sientes el amor más puro e intenso, que puedo contar contigo siempre y para lo que sea, que vas a ser puntual, que vas a cumplir con tus deberes... Y más te vale que lo cumplas, si no solo serás decepcionante. Dedícate a hacer antes que a decir y jamás hagas una promesa si no estás seguro de que la vas cumplir.

Gracias por las sorpresas.

1 comentario:

acirema dijo...

biiiiiennn... pikzo ia estrañaba las publicaciones en tu blog jejeje ia sabes q soi tu seguidora por elm simple hecho de ser genial jajajajaja... xD