jueves, agosto 16, 2007

Ah chaale

Así fue el suceso:
Mientras estoy en la computadora yo tengo la TV encendida, se hacen las 10 PM y, como es media noche en el DF, la programación regular se acaba, entonces comienza un programa de concursos para los televidentes... Yo lo medio-ignoro y sigo en la computadora.
El programa consta de una tipa arreglada y con GRAN capacidad de hablar sin sentido; te explica rápido la mecánica del concurso, que consiste en hacer una palabra de 5 letras con unas simples condiciones [facilísima para que te animes a enviar tu SMS y participar], luego te menciona al Interventor que da fé del concurso [para que creas que no es un robo].
Dentro de la explicación mencionó que para participar solo envías un SMS de $15.00.
Yo, consciente de que no existe el "dinero fácil", hice cazo omiso a las tentaciones.

Después de la explicación, dio la marca de salida para que comiencen todos a enviar sus mensajes de texto y mientras esperaba la llamada del suertudo concursante, se agarró platicando de cualquier mensada que le pasara por la mente... Noté que estaba tardando bastante la llamada del concursante, me reí un poco de que nadie estaba llamando, hasta el punto en que a la pobre tipa no se le ocurrían cosas qué decir, ni payasadas para hacer... De repente suena un "riing riing" y, después de unos 10 minutos, entra por fin la llamada de una concursante, da una palabra que cabe y cumple, y así de rápido se ganó $2,000 M.N. :O
Dije yo -¿Apoco la primer concursante que se animó a enviar el mensaje ganó?- entonces, para la siguiente palabra, le subió a $2,500 y, otra vez, empezó con la plática sin sentido y las payasadas, solo a hacer tiempo mientras espera la siguiente llamada... Y luego de unos minutos de espera, la curiosidad me venció y dije yo -Pues si nadie se anima, yo voy a llevarme esos 2,500 pesos; al cabo nadie llama y son solo quince pesitos- Envié mi SMS de $15.00 y antes de empezar a esperar la llamada, recibí inmediatamente un mensaje de respuesta que decía "Sigue enviando tus mensajes para participar, ¡todavía hay tiempo!"...

Y ahí fue cuando volví a la realidad... Lo de la espera es otra más de las farsas que hacen para que las personas se animen a participar...

Aprendí la lección, y ahora les doy este consejo:
SEA LO QUE SEA, DIGAN LO QUE DIGAN, PASE LO QUE PASE, NO PARTICIPEN EN CONCURSOS DE TELEVISIÓN, TODO ES UNA FARSA... EL DINERO FÁCIL NO EXISTE.

Me acaban de robar quince pesos... Y me siento apenado

2 comentarios:

emo dijo...

no no no, te la comes :)

Silvia Yasiel dijo...

gracais por el consejo, pero has entender ami familia, diles que Timbiriche ia paso, y que por mas que llamaron despues de todo sacaron al que les gustaba jajaja xD